1. Descanso o reposo total.

El descanso por si solo disminuye la capacidad del tendón de adaptarse a la carga de trabajo y afecta también a la musculatura peritendinosa perdiendo fuerza por la falta de uso. Aunque tampoco podemos hacer caso omiso del dolor, tenemos reducir las cargas de manera significativa y buscar la adecuada para que el tendón progresivamente se adapte al trabajo.

2. Recibir tratamientos pasivos.

Tratamientos que no se enfoquen en incrementar la capacidad de adaptación del tendón a la carga no son eficientes a largo plazo, aun cuando puedan llegar a generar alivio de los síntomas regularmente no solucionan la raíz del problema. Masajes, electroterapia y hielo por si solos no van a generar adaptación a la carga en el tendón.

3. Aplicación de Cortico esteroides

Los tratamientos con corticos esteroides han demostrado ser contraproducentes para los tendones especialmente si se repite esta aplicación de manera constante. Se siguiere un trabajo basado en ejercicio terapéutico y de adaptación al tendón.

4. Ignorar el dolor

Hay que manejar las cargas de trabajo, el dolor es un aviso de que es demasiado trabajo. Respeta al dolor realizando tareas que no lo sobrecarguen.

5. Estirar el tendón

Cuando estiramos las estructuras relativas al tendón podemos llegar a generar carga que sobrepase los límites del tendón, es muy importante mantenernos fuera de la zona de dolor cuando realicemos estiramientos. Podemos buscar otras maneras de reducir la tensión muscular por medio de masaje y oscilación profunda en la musculatura, pero jamás directo sobre el tendón.

6. Masaje al tendón.

Un tendón que genera dolor te está avisando sobre una sobrecarga, irritación y posible inflamación, por lo tanto, agregar masaje o fricción va a incrementar el dolor. Como mencionamos en el punto anterior liberar la fascia o los músculos pueden ser una buena opción, pero evitar este trabajo sobre el tendón involucrado.

7. Preocuparnos por las imágenes de nuestro tendón

Las imágenes de ultrasonido o resonancia magnética pueden asustarnos, así como la terminología medica empelada como “degeneración” “desgarre” “ruptura” y eso puede alejarnos de la terapia adecuada.

8. Preocuparte por cargar al tendón

Existe evidencia que el tendón se adapta a la carga de trabajo siempre y cuando esta sea incrementada de manera progresiva y controlada.

9. No existen atajos en la rehabilitación

Así como tenemos que respetar los tiempos de recuperación de los diferentes tejidos y estructuras. Apegarnos al tratamiento y a los ejercicios prescritos es fundamental para alcanzar el éxito terapéutico.

10. Acudir con gente no capacitada

Acércate a un profesional de la salud. Los fisioterapeutas somos expertos en el movimiento del cuerpo humano, nosotros te podemos ayudar a resolver tendinopatías. Evita ir a lugares que prometan curas milagrosas o que gente sin la preparación necesaria.

0 0 votes
Article Rating
Share/Compartir:
SCHEDULE AN APPOINTMENT
WeCreativez WhatsApp Support
Our customer support team is here to answer your questions. Ask us anything!
👋 Hi, how can I help?