¿QUÉ ES LA FASCITIS PLANTAR?

¿QUÉ ES LA FASCITIS PLANTAR?

Es un ligamento que se extiende desde el hueso del talón (calcáneo) hasta la base de los huesos de los dedos, forma el arco característico del pie y su función principal es amortiguar el impacto que genera el desplazamiento en la planta del pie.

Este tejido puede inflamarse cuando existe demasiada presión y esfuerzo, lo que provoca dolor generalmente en la mañana durante los primeros pasos, dolor al subir escaleras o después de actividad física intensa, además de dificultad para caminar; a lo anterior se le conoce como fascitis plantar.

Las personas con mayor riesgo de presentar fascitis plantar son aquellas que:

  • Realizan actividad física de alto impacto (como correr largas distancias).
  • Presentan obesidad.
  • Tienen problemas con el arco del pie (pie plano).
  • Usan zapatos inadecuados, con soporte de arco deficiente o suelas blandas.

Este padecimiento generalmente afecta a hombres activos entre los 30 y 70 años; en algunas ocasiones se puede presentar esta afección derivado de un espolón calcáneo que es el crecimiento óseo en el talón, que provoca una protuberancia y genera presión en el tendón.

El tratamiento para la fascitis plantar generalmente consiste en la administración de medicamentos para disminuir el dolor y la inflamación, ejercicios de estiramiento del pie y talón y el uso de calzado con adecuado soporte.

Grear BJ. Disorders of tendons and fascia and adolescent and adult pes planus. In: Azar FM, Beaty JH, Canale ST, eds. Campbell’s Operative Orthopaedics. 13th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 82.

EJERCICIOS PARA FASCITIS PLANTAR

EJERCICIOS PARA FASCITIS PLANTAR

Es importante recordar que estos ejercicios sirven como guía para los pacientes que han sido diagnosticados con este padecimiento y que además de las sesiones en la clínica, con esta guía puedan complementar su plan de tratamiento en casa.

El objetivo de estos ejercicios es tratar de relajar de la fascia plantar para disminución del dolor, pero es importante mencionar que, sin unas plantillas adecuadas, un fortalecimiento muscular, estiramientos y plan de tratamiento adecuado esta lesión se puede agravar.

Paso 1

Sentado en una silla cruce la pierna colocando el pie lesionado sobre la rodilla contralateral.

NO se utiliza aceite o alguna crema, esto para que haya mejor adherencia.

Paso 2

Sin crema o aceite, con una mano sujeta el pie y con la otra hace un puño para partir del talón realice un movimiento ascendente, el movimiento debe ser muy lento y profundo con los nudillos. Puede ser doloroso, pero nunca demasiado, se realiza de 2 a 3 minutos.

Paso 2

Sin crema o aceite, con una mano sujeta el pie y con la otra hace un puño para partir del talón realice un movimiento ascendente, el movimiento debe ser muy lento y profundo con los nudillos. Puede ser doloroso, pero nunca demasiado, se realiza de 2 a 3 minutos.

Paso 3

Tome con la mano los dedos del pie y tire hacia afuera estirando la fascia plantar. Con la otra mano realiza un movimiento descendente iniciando de la base de los dedos hacia el talón. Las dos manos se dirigen hacia el centro del pie y se separan, se realiza de 2 a 3 minutos.

Paso 4

Coloque el talón en una superficie plana, eleve la punta del pie y con las manos realice un estiramiento de la fascia plantar, realizando una extensión los dedos de los pies, (excepto el pulgar, ya que tiene músculo propio, siguiente ejercicio), buscando un estiramiento máximo. Mantenga 15 a 20 segundos y descansar, 3 series.

Paso 4

Coloque el talón en una superficie plana, eleve la punta del pie y con las manos realice un estiramiento de la fascia plantar, realizando una extensión los dedos de los pies, (excepto el pulgar, ya que tiene músculo propio, siguiente ejercicio), buscando un estiramiento máximo. Mantenga 15 a 20 segundos y descansar, 3 series.

Paso 5

Con la posición anterior realice una extensión del pulgar, buscando un estiramiento máximo. Mantenga 15 a 20 segundos y descansar, 3 series.

Paso 6

Recostado boca arriba, realiza una flexión de cadera, tratando de mantener la rodilla en extensión, coloca las manos por encima de la rodilla rodeando el muslo y manteniendo la posición comienza a movilizar el tobillo hacia adelante y hacia atrás. 15 repeticiones 3 series.

Paso 6

Recostado boca arriba, realiza una flexión de cadera, tratando de mantener la rodilla en extensión, coloca las manos por encima de la rodilla rodeando el muslo y manteniendo la posición comienza a movilizar el tobillo hacia adelante y hacia atrás. 15 repeticiones 3 series.

Cuando en realidad quieras cambiar

¡Contáctanos!

logofondonegro

© 2020 Vital-Balance

Síguenos
SCHEDULE AN APPOINTMENT
WeCreativez WhatsApp Support
Our customer support team is here to answer your questions. Ask us anything!
👋 Hi, how can I help?